Información

Edición y diseño gráfico

Posts tagged Josefina Martínez Alarcos

Shakespeare-Cartel-B

Este viernes 29 de mayo de 2009, doble ración de poesía.

Organizado por la Cátedra Emilio Alarcos Llorach, Sonetos de amor. Homenaje a William Shakespeare es el título del acto que reúne el viernes a Francisco Brines, José Luis García Martín, Luis García Montero, Aurora Luque, Josefina Martínez y Juan E. Tazón en el salón de actos de la Biblioteca de Humanidades Emilio Alarcos Llorach del Campus del Milán, a las 12.00 horas.

Por la tarde, estos mismos autores, excepto Juan E. Tazón, participarán en el Real Instituto de Estudios Asturianos, a las 20.00 h, en el acto del fallo del Premio Emilio Alarcos de Poesía 2009 (VIII edición) cuyo programa es el siguiente:

• Presentación del libro Raíz, de Josep María Rodríguez, ganador del Premio Emilio Alarcos de Poesía 2008 (VII edición). Lo presenta José Luis García Martín y Josep María Rodríguez leerá, a continuación, algunos de sus poemas.

• Lectura del fallo del jurado constituido por Francisco Brines, José Luis García Martín, Luis García Montero, Jesús García Sánchez (Chus Visor), Aurora Luque y Josefina Martínez

• Recital poético en el que intervendrán Francisco Brines, José Luis García Martín, Luis García Montero, Aurora Luque y Josefina Martínez

[Salón de actos del Real Instituto de Estudios Asturianos (Palacio del Conde de Toreno. Plaza Porlier, 9, primera planta, Oviedo). Entrada libre hasta completar el aforo].

Alarcos-Premio-2009-Cartel-B

aramburu-cartel-blog

Organizada por la Cátedra Emilio Alarcos Llorach, que dirige Josefina Martínez Álvarez, el lunes 23 de febrero de 2009 Fernando Aramburu dará una conferencia titulada Relato de relatos o cómo escribí «Los peces de la amargura».

La conferencia tendrá lugar en el Aula Magna del Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo, a las 19.30 h, y será presentada por el profesor de la Universidad de Oviedo Emilio Martínez Mata.

Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959) es poeta, narrador y ensayista español. Los peces de la amargura (2006) es un libro de relatos centrado en las víctimas del terrorismo de ETA. El libro ganó el Dulce Chacón de Narrativa Española 2007 y el Premio Real Academia Española 2008.

Aramburu, que vive en Alemania desde 1984, escribió los diez relatos que componen Los peces de la amargura para reflejar el dolor sufrido por las víctimas de ETA. En estos relatos el autor quiso expresar en voz alta la repugnancia sin paliativos que le produce la violencia que se vive y padece en el País Vasco. Aramburu es hoy uno de los escritores más respetados por la crítica en España. También en la editorial Tusquets ha publicado Fuegos con Limón, No ser no duele, Los ojos vacíos, El trompetista del Utopía o Bami sin sombra, entre otros títulos.

Es interesante señalar lo que acontece en Asturias durante el mes de mayo, relacionado con el mundo de las Letras:

A primeros, el día 5, los de la Llingua celebran el Día de les Lletres para promocionar la lengua universal que de Pajares para acá sirve para comunicarse con la Academia de la Llingua y la Oficina de Política Lingüística.

Y a finales, el martes 27, se organizan los actos del Premio Emilio Alarcos de Poesía en la lengua local que sólo hablan 400 millones de personas, más o menos.

Dos eventos que ilustran muy bien nuestra rica realidad plurilingüe.

***
Premio Emilio Alarcos de Poesía 2008

En los actos de la séptima edición del Premio Emilio Alarcos de Poesía (una de las actividades encaminadas a recordar la figura del insigne filólogo, crítico literario y poeta) que dirige Josefina Martínez y organiza la Consejería de Cultura, se presentará el libro ganador de la anterior edición, Naranjas cada vez que te levantas, de Julio Rodríguez.

A continuación, la lectura del fallo del ganador de 2008. Y para cerrar, como en anteriores ediciones, un recital poético en el que este año intervendrán: José Luis García Martín, Aurora Luque, Josefina Martínez, Susana Rivera, Luis García Montero y Joaquín Sabina, el popular cantoautor de la expresiva imagen del dedo en la zeja (con «z»).

27 de mayo de 2008
Salón de Actos del Real Instituto de Estudios Asturianos (Palacio del Conde de Toreno. Plaza Porlier, 9, primera planta. Oviedo)
20.00 horas

***
Eternidad en vilo

Antes, por la mañana, a las 12.00 horas, en el Campus del Milán y organizado por la Cátedra Emilio Alarcos, habrá un recital poético titulado Eternidad en vilo en homenaje a Ángel González. Participarán los mismos autores que lo harán por la tarde en el Premio Alarcos de Poesía, arriba citados.

↑Cartel para la Cátedra Emilio Alarcos Llorach.

De la mano de su directora, Josefina Martínez Álvarez, la Cátedra Emilio Alarcos organiza para mañana, martes 6 de mayo, un acto de presentación del libro Cervantes comenta el «Quijote», en el que participarán Anthony Close (Universidad de Cambridge), y el autor del libro, Emilio Martínez Mata, profesor de literatura de la Universidad de Oviedo:

«A través de las figuras autoriales en las que se desdobla en el prólogo al Quijote de 1605 y a través del diálogo que se produce en los primeros capítulos de la Segunda parte entre don Quijote, Sancho y Sansón Carrasco sobre la parte publicada, Cervantes desliza un buen número de observaciones sobre su propia obra. Esos comentarios cervantinos, sirviéndose de personajes interpuestos, versan sobre aspectos clave de la obra: el juego de la ficción autorial, la burla de la afectación literaria, la relación con los libros de caballerías, el haz y el envés de los comportamientos humanos, el valor irónico de la verdad de la historia, la mirada sobre los protagonistas, la pertinencia de los relatos intercalados, el Quijote como metaliteratura, su papel como obra de entretenimiento, la diversidad de lecturas que se sugieren… La importancia de estos temas justifica sin lugar a dudas un análisis de los mismos que los sitúe, con un estilo transparente, en su contexto más inmediato.»

• Martes, 6 de mayo de 2008
20.00 horas
• Aula Magna del Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo

•••

Una de las ventajas del blog respecto a la web profesional es la facilidad de ir «editando entradas» al calor de las circunstancias personales y cotidianas vividas, más que las estrictamente profesionales que originan los encargos. Esto viene a cuento porque el otro día durante una tertulia casi familiar en una cervecería, animada por unas cañas espumosas bien echadas, uno de los contertulios, escritor, empezó a hablar con egopasión de los desvelos que sufría durante el proceso creativo y de cómo se preocupaba por ello hasta la obsesión. La conversación, claro está, terminó en monólogo. Entonces, me acordé del número cero de los Cuadernos de la Cátedra Emilio Alarcos Llorach.

En este primer número se recoge la conferencia que con el sugerente título ¿Decadencia de la literatura? impartió Gregorio Salvador, filólogo y vicedirector de la Real Academia Española, el día 26 de marzo de 2002 en el Paraninfo de la Universidad de Oviedo, iniciando el ciclo de conferencias de la Cátedra Emilio Alarcos Llorach.

(La Cátedra Emilio Alarcos Llorach, dirigida por Josefina Martínez y fundada en el año 2001 por el Ayuntamiento de Oviedo en colaboración con la Universidad, lleva a cabo múltiples actividades encaminadas a recordar la figura del insigne filólogo, crítico literario y poeta, Emilo Alarcos Llorach y a potenciar e impulsar los estudios por él iniciados).

Dice Gregorio Salvador que el título ¿Decadencia de la literatura? lo plantea como «una interrogación retórica» que no hace a nadie, se la hace a sí mismo para evitar pontificar y «poner cualquier aseveración en tela de juicio», pero la verdad es que al leer su lúcida e irónica exposición, no exenta de humor, los interrogantes casi se difuminan hasta desaparecer.


No cabe duda, «el siglo veinte ha sido literalmente excepcional» pero Gregorio Salvador cree que no habrá un relevo a su altura aunque se publique «muchísimo, más que nunca», porque sólo «uno de cada cien autores, una de cada cien obras publicadas sobrevive en su tiempo a la memoria de los hombres», haciendo referencia al resultado estadístico de la investigación de los sociólogos de la literatura de la Escuela de Burdeos de hace tres décadas sobre la historia literaria francesa de los siglos XVII, XVIII y XIX, según nos informa. Y ese uno por ciento que merece la pena, resulta «inabarcable» para el lector ante la ingente producción literaria actual.

Esta es la parte más angulosa de su argumentación pues los datos estadísticos siempre hay que leerlos con prevención. Puede ser que los que buscan «su lugar en la futura letra pequeña de los manuales, en la mediocre tesis doctoral comarcana, en el catálogo de libros raros y curiosos», dificulten hallar la obra excepcional, pero es posible, sin embargo, encontrar la singularidad y la buena literatura, que no es poco, en el interletrado de esas grandes cifras absolutas.


Aquí es donde la crítica sería de gran ayuda, pero según Gregorio Salvador la fiable escasea y en la amplia oferta de suplementos y revistas su función orientadora brilla por su ausencia, por lo que «acaso» la propia crítica manifieste con claridad los signos de la decadencia literaria: «Prevalece la opinión elogiosa, con más o menos reservas, sobre lo mediano y lo francamente malo de algunos, un prudente silencio sobre lo igualmente malo de otros y, lo que es más grave, un silencio estudiado y mortal sobre bastantes obras excelentes».

Por otra parte, también contribuye a esta decadencia, además del estado actual de la enseñanza —el profesorado está en gran parte desmotivado y sin interés por lo que enseña—, el poder abrumador de los medios audiovisuales, una circunstancia que exige a la literatura «una perfección mayor» pues se da la paradoja de que nunca se compraron y leyeron tantos libros como ahora. En el caso de la novela significa no descuidar la narración ante el poder visual del cine y la televisión porque aunque «lo que la gente quiere, desde tiempo inmemorial, es que le cuenten historias, que le relaten otras vidas con sus venturas y desventuras, que le narren sucesos reales o ficticios, y que todo se suceda en el tiempo, azarosamente, como su propio existir», las imágenes «no han acabado de sustituir la magia narradora de la palabra».

Un texto muy recomendable que cumple con las expectativas creadas por Josefina Martínez en su presentación, cuando cita a Emilio Alarcos: «A Salvador no le falta habilidad dialéctica para la polémica ni capacidad para manejar la paradoja y una ironía circunspecta y fundamentada que puede levantar en los antagonistas mal informados y creyentes, algún desasosiego y malestar».


***
Donde Gregorio Salvador muestra con eficacia esa «habilidad dialéctica» e «ironía circunspecta y fundamentada» que le atribuía Emilio Alarcos es en el texto «Función del dialectólogo» que aportó al libro Homenaje a Emilio Alarcos Llorach (2001), editado por Gredos y la Universidad de Oviedo. En él denuncia el proceso de degradación que supusieron las «manipulaciones dialectales para formar monstruos lingüísticos» en los últimos 25 años de desarrollo de las autonomías y que no duda en estimar como una «verdadera crisis de la dialectología».

Otro texto necesario y clarificador en estos tiempos donde el empeño de los normalizadores de las lengua vernáculas por imponerlas en los terruños —cuyos límites son los que previamente se dibujaron en los mapas— está alcanzando niveles aberrantes. La lengua utilizada como instrumento ideológico y no como medio de comunicación.

Pero esto sería motivo de otra entrada.

***
Cuadenos de la Cátedra Emilio Alarcos Llorach, n.º 0, 2005
Salvador Caja: ¿Decadencia de la literatura?
Presenta: Jesús Neira

Edita: Cátedra Emilio Alarcos Llorach
Dirige: Josefina Martínez Álvarez
Coordina: M.ª Teresa Cristina García Álvarez

Tel.: 985 104 632
josefina@uniovi.es

Edificio Milán. C/ Teniente Alfonso Martínez. 33011 Oviedo

•••

garcia-montero-cartel.jpg

Este jueves no pude asistir a la conferencia de García Montero organizada por la Cátedra Emilio Alarcos Llorach. Llegué tarde y la gente que permanecía de pie, apelotonada en la puerta, imposibilitaba la entrada. El Aula Magna del Edificio Histórico de Universidad de Oviedo estaba «a tope». Me fui a dar un paseo.

Los actos organizados por la Cátedra Emilio Alarcos que dirige Josefina Martínez siempre tienen gran poder de convocatoria y este del 28 de febrero confirmó que Luis García Montero es una «estrella» de la poesía, un fulgurante vate mediático fraguado en la escena denominada de la experiencia. Seguro que me perdí una solemne y emocionada sesión de interpretación poética. Para más expectación, el acto lo presentaba José Luis García Martín, poeta y escritor más conocido como crítico y animador literario, cuyas opiniones escritas son de lectura obligada para los poetas como para las marujas lo son las del ¡Hola! o Diez Minutos.

Una pena, porque García Montero lee muy bien, con la misma fe que escribe, y cuando lo escucho en directo (una vez al año por lo menos) siempre me digo que no he de demorar más el propósito de comprar algún libro suyo.

Al salir del edificio, un SMS en el móvil me recordó que al día siguiente, viernes 29 de febrero, en el Aula de las Metáforas de Grado (de mi buen amigo Fernando Beltrán), Víctor Manuel haría una lectura de poemas. Menuda semana. Me vino a la cabeza aquella recomendación de Epicuro que adaptada a las circunstancias podría decir algo así: «Toma tu coche, ciudadano, y huye a prudente velocidad de cualquier congregación literaria».

Helios Pandiella

•••