Información

Edición y diseño gráfico

Posts tagged Tipografía

Nuestro cartel para la XI Exposición Urbana de Mupis.

En esta exposición participan de manera desinteresada los diseñadores invitados y, por su interés público, es una de las actividades más importantes de Motiva. La de este año (Motiva 2010), que es la undécima edición, va dedicada a las donaciones y a los donantes y lleva por título Tu don más natural. Tuvo lugar en las calles de Gijón, en mayo, y en las de Oviedo, en junio y julio de 2010. Las fotografías siguientes muestran nuestro mupi en un calle de Oviedo y son de Ricardo Morales.

De nuestra profesión nos interesa especialmente la letra y conocer la disciplina tipográfica que trata de su dibujo, estilo e historia. No nos olvidamos que la letra ha sido creada para formar palabras que se articulan en totalidades más amplias como son los mensajes escritos, por eso optamos por componer un cartel que prescindiese de imágenes o símbolos, quizá también porque la letra encierra ese fondo de humanidad al que apelamos en esta exposición.

Aquí sólo hay letras formando nombres propios, evocando personas que podemos conocer con esa identificación elemental, para sugerir que la individualidad humana no es abstracta sino concreta y personal cuando se sitúa en la sociedad civilizada. En él se lee «David, Diego, Aurora, Adolfo…» compartiendo la misma letra de final o de inicio en una especie de acróstico que forma la palabra Donantes, porque tras los trasplantes hay médicos, donantes y receptores con nombre propio, personas unidas en un acto ético y humanitario que nos hace grandes a todos.

¡Qué abandonado tenemos nuestro blog! Volvemos a él para recordar nuestra participación en las Jornadas de Diseño Motiva 2010.


Ha pasado ya un mes desde que finalizó el grueso de estas jornadas, las actividades de conferencias y talleres desarrolladas entre los días 26 y 30 de abril. También se han clausurado las exposiciones del diseñador Marco Recuero en el Museo Barjola de Gijón el 23 de mayo y las de los alumnos de segundo curso de Gráfica Publicitaria de la Escuela de Arte de Oviedo, pero Motiva 2010 todavía continúa con la XI Exposición Urbana de Mupis que tras finalizar en Gijón, se inaugura de nuevo el 9 de junio en Oviedo, además de otro taller organizado por Jorge Lorenzo y dirigido a estudiantes que impartirá en junio.


[Fotografía: Mario Rojas]

En la mayoría de las ediciones anteriores de Motiva, los organizadores han invitado a un estudio o un profesional perteneciente a la Asociación de Diseñadores Gráficos de Asturias AGA para que se hiciese cargo del diseño de la gráfica de las jornadas. Se le requería, además, que preparase una exposición de sus trabajos. En las últimas ediciones, también se le pidió que impartiese una conferencia. Este año nos ha caído a nosotros el encargo encima, no nos hemos podido librar de esta responsabilidad, así que nos hemos aplicado a la tarea y creemos que hemos cumplido —como mejor hemos sabido— con el cometido. También nos hicimos cargo de abrir un blog y de atenderlo, así como de subir información a Facebook.

La gráfica

Para el diseño de la imagen gráfica optamos por componer MOTIVA con la tipografía Gotham Rounded en una composición sencilla, obvia, de simple lectura, con el número del año integrado en la palabra. Con esta tipografía comprobamos que el logo aguantaba reducciones importantes sin que perdiese legibilidad el año, teniendo en cuenta que no iba a ser el caso en la mayoría de las aplicaciones.


Es también la tipografía que empleamos en toda la gráfica para darle una unidad de estilo, de manera que el logotipo no fuese por un lado y el resto por otro. Lo utilizamos preferentemente en blanco sobre un fondo verde que puesto a funcionar en los soportes de los diferentes escenarios donde se impartieron las conferencias (Escuela de Arte de Oviedo, Escuela de Empresariales de Oviedo y Auditorio de la Casa de Cultura de Avilés) tuviese una clara presencia, pero no resultase demasiado rotundo y pesado.

A continuación algunas imágenes donde se puede ver aplicado en una camiseta y en diferentes escenarios:



[Fotografías: Mario Rojas. Hacer click en cada una para aumentar] De izquierda a derecha, acto de inauguración de las Jornadas, con el director del IDEPA, Víctor Manuel González Marroquín;el logotipo en la camiseta de un alumno del taller de rediseño del escanciador de la empresa Eolo en la Escuela Superior de Arte de Avilés; Juanjo, de Eterea, en el taller de Motion Graphis que se desarrolló en la Escuela de Arte de Oviedo; Juan Poveda y Xavi Sempere, de Culdesac antes de iniciar su conferencia el día 28 de abril en el auditorio de la Casa de Cultura de Avilés.

La conferencia


↑ En plena conferencia.

La conferencia que nos tocó impartir el día 27 de abril, a las 12.00 h, en la casa de Cultura de Avilés, la titulamos En el diseño gráfico por la letra, apropiándonos del título del libro de Eugenio Torrecilla, La vida por la letra, que editamos recientemente. Una conferencia que preparamos a nuestra medida, intentado poner el contrapunto a las conocidas figuras con las que hemos compartido cartel. Pensada para un público de las jornadas formado en su mayoría por alumnos de diseño, con la intención de animarlos a formarse en sus estudios con los pies bien puestos en el oficio.


↑ Público formado en su mayor parte por estudiantes de diseño. [Fotografías: Mario Rojas]

En cada edición de estas jornadas los alumnos tienen la ocasión de admirar en vivo y en directo a las figuras más destacadas del mundo del diseño, así que desde el lado menos conocido que a nosotros nos corresponde como cuota asturiana aportada por AGA hemos tratado de informarles del área en el que mejor nos desenvolvemos: el diseño editorial. Les mostramos algunos de nuestros trabajos y les explicamos que el diseño editorial que a nosotros más nos importa no es el que utiliza imágenes apelativas, emocionales, esteticistas, el que concibe los libros sólo como objetos para mirar, es aquél en el que es necesaria la invisibilidad del diseñador para poder llegar mejor al lector.

La exposición


↑Aquí estamos los dos, posando ante el fotógrafo Mario Rojas,con nuestra exposición al fondo. Ésta se inauguró el 30 de abril en la Escuela de Arte de Oviedo y permaneció abierta hasta el día 7 de mayo. En ella mostramos una selección de libros de estos años de trabajo en el estudio y unos 30 paneles donde reprodujimos algún logo, portadas y carteles. A continuación, y ya para finalizar, más imágenes de Mario Rojas tomadas poco antes de la inauguración:


↑ El joven diseñador gráfico Ricardo Villoria observando los libros expuestos.


↑ Dos profesores de la Escuela de Arte de Oviedo, Santiago y Emilio Riestra


↑ Vista parcial de la exposición, con la diseñadora Montse Matosde espectadora.

•••

En Pandiella y Ocio nos llena de satisfacción el haber podido editar, bajo la marca Luna de Abajo, el libro La vida por la letra de Eugenio Torrecilla que aquí mostramos.

Con un estilo muy lúcido y estético, Eugenio nos enseña en este libro, narrando la experiencia de los años claves de su larga vida lectora, cómo lograr que la palabra escrita, las letras que «yacen muertas» en los «amazacotados párrafos» cobren vida y nos descubran la «otra cara del mundo».

Vayan como avance de La vida por la letra estos dos párrafos que seguro no dejará indiferentes a nuestras colegas, diseñadores gráficos y editores que trabajan con la tipografía:

«Es necesario encontrar placer cuando se derrama la mirada sobre un conjunto de signos impresos por apretados que se muestren —a veces verdaderos ladrillos tipográficos (debajo hay playas)—, y mantener ese regusto de una página a otra. Leer: seguir interesado por cada frase, tanto la principal como las que a ella están subordinadas para matizarla y ampliar su sentido, paladeando la especial construcción, el sabor y la gracia de la trama formada, y a través de los párrafos que se abarcan con delectación, ver desarrollarse el argumento que nos involucra en sus incidencias y llega a marcar, o así parece mientras no se corte la lectura, nuestro propio destino.

Avezado a leer, quien posee tal hábito deja de percibir lo que está haciendo: transmigra. Y ya situado en otro plano, no avanza de palabra en palabra como un escolar, sino que las traspasa como el rayo de luz al cristal, para captar la imagen delineada por ellas. Entonces, a sus ojos, van abriéndose claros en el abigarrado amasijo de letras y la hoja de papel se transparenta.»

El acceso a la lectura de buenos libros de literatura no es fácil, exige un «lento aprendizaje». Hay quienes se inician en ella con la docencia a sus espaldas y el objetivo de la especialidad universitaria apuntando entre los renglones de los libros. Así se forman como «hombres de letras». Eugenio Torrecilla, médico jubilado, no pertenece a ese gremio, se ha formado en la lectura literaria sin intermediarios, a solas con su inquietud y sensibilidad nada comunes. Y lo ha aprovechado y aprendido tan bien que, como escribió Ricardo Labra, «Eugenio Torrecilla se ha convertido en estos tiempos de vedetismos literarios y de falsas erudiciones, en una auténtica lección, en un referente de como obrar y percibir la literatura». Y para los que hemos tenido la fortuna de tratarlo en la Tertulia Literaria de Langreo, un maestro que la dirigió de manera natural, sin que ni él ni los contertulios lo hubieran decidido o convenido.

↑ Sobrecubierta y cubierta anterior.

•••

La vida por la letra
• Eugenio Torrecilla
• 14,5 x 22,5 cm
• Encuadernación: tapa con sobrecubierta
• Tripa: una tinta sobre papel offset ahuesado de 100 g
• Sobrecubierta: tres tintas sobre papel Connoiseur Cotton de 160 g
• ISBN: 978-84-9704-479-0
Precio: 19 €

Interesados: hpandiella@gmail.com
Tel: 984 201 771

Manual-de-estilo-de-la-lengua-española-B

Si el texto de un autor no ha sido revisado previamente por un corrector o un equipo de redacción competente es muy frecuente, en plena tarea de compaginación de un libro o una revista, encontrar palabras relativas a entidades, instituciones, nombres comerciales, tratamientos, abreviaturas, etcétera, escritas erróneamente y con grafías inadecuadas o de manera incoherente sin ningún criterio unificador.

Para despejar las dudas que surgen al corregirlas acudimos al Manual de estilo de la lengua española de José Martínez de Sousa, uno de los libros más importantes publicados por Ediciones Trea en su prestigiosa colección Biblioteconomía y Administración Cultural. La obra, catalogada en el apartado «Edición y tipografía» de esta colección, que tiene como «destinatario natural toda persona que desee escribir y presentar un trabajo que sea legible desde todos los puntos de vista» consigue su objetivo con creces. Nosotros no dejamos de recomendarlo a los autores de las obras que hemos de abordar, sabiendo que les será de gran ayuda y utilidad.

Los diseñadores gráficos que aceptamos encargos relacionados con la edición deberíamos de ser conscientes de la importancia de los textos bien escritos. La tecnología de las artes gráficas ha avanzado mucho durante estos años, cada vez se imprime mejor y por razones de mercado y competencia el diseño también cobra cada vez más importancia, pero un libro que no esté bien escrito es un libro fallido, por muy atractivo que resulte su acabado material. Si está mal escrito, se ha descuidado su legibilidad y la corrección ortotipográfica brilla por su ausencia, una buena impresión y unos excelentes materiales empleados en su confección conseguirán hacerlo interesante a quien guste acercarse al libro sólo para mirarlo y no leer más allá del título de la cubierta, un fenómeno por lo demás bastante común en nuestra profesión donde somos especialistas en eso, en «mirar».

MELE-BManual de estilo de la lengua española, que va por su tercera edición (Mele 3) es un libro imprescindible para escritores, periodistas, correctores de estilo… y, por supuesto, diseñadores que no se dediquen a componer páginas de libros y revistas como si fueran cuadros, pendientes del efecto estético que se obtenga de juntar cajas de texto e ilustraciones y de contemplar cada página como una imagen, no como soporte de lectura. Su autor, José Martínez de Sousa, presidente del Asociación Española de Bibliología, es toda una autoridad en bibliología, tipografía, ortotipografía y lexicografía española y tiene en su haber unos cuantos títulos indispensables. Sus primeros libros, Diccionario de tipografía y del libro (1974, 1981 [2.º edición]),  y Diccionario de ortografía técnica (1987, 1999 [primera reimpresión]) fueron para nosotros un auténtico descubrimiento. Gracias a ellos empezamos a entender la importancia de la tradición tipográfica.

La editorial Trea es desde hace años la encargada de editar y reeditar sus obras, casi todas imprescindibles: Diccionario de edición, tipografía y artes gráficas, Pequeña historia del libro, Diccionario de usos y dudas del español actual (DUDEA), La palabra y su escritura, Ortografía y ortotipografía del español actual

Ediciones Trea, la responsable comercial de Manual de estilo de la lengua española es la editorial más importante de Asturias. Ha publicado importantes obras en arte, bibliofilia, historia, naturaleza y medio ambiente, gastronomía, ocio y turismo, temas ferroviarios, temas jurídicos, etcétera.

El diseño de su marca es de 1990:

Trea-Logo-BN-B Trea-trama-B

Sin duda, la colección de Trea más conocida por su prestigio e importancia internacional es la de Biblioteconomía y Administración Cultural donde se publican los libros de Sousa, constituida por manuales, obras de carácter técnico, estudios y ensayos dirigidas a técnicos, especialistas y estudiantes.

Difundiendo trabajos rigurosos y elaborados cuidadosamente, esta colección pretende contribuir a la formación e investigación profesional. Algunos de sus volúmenes están específicamente orientados a servir de apoyo a la formación reglada en materias como bibliografía o catalogación. Otros, en cambio, aportan información práctica para resolver problemas habituales en la gestión de los servicios culturales.

Algunas viñetas realizadas para las cubiertas de los títulos de Sousa:

Diccionario-de-edición-tipografía-y-artes-gráficas-B Ortografía-y-ortotipografía-del-español-B

Diccionario de edición, tipografía y artes gráficas (2001) [ampliar], Ortografía y ortotipografía del español actual (2004) [ampliar]

La-palabra-y-su-escritura-B Diccionario-de-uso-de-las-mayúsculas-y-minúsculas-BB

La palabra y su escritura (2006) [ampliar], Diccionario de uso de las mayúsculas y las minúsculas (2001) [ampliar]

Diccionario-de-usos-y-dudas-del-español-actual-B Manual-básico-de-lexicografía-B

Diccionario de usos y dudas del español actual (2007) [ampliar], Manual básico de lexicografía (2009) [ampliar]

En Flickr tenemos un álbum con una selección de las viñetas realizadas para esta colección: <Viñetas de Pandiella y Ocio en Flickr>

Dinosaurio-B

luna-de-abajo-7-1b.jpg

Luna de abajo número 1/7. «Cinco tonos para una generación» (1998):

Fernando Beltrán, Felipe Benítez Reyes, Luis García Montero, José María Parreño y Alberto Vega.

Compuesto con el tipo Sabon, diseñado en 1965 por Jan Tschichold.

Tschichold, que en su juventud había sido un entusiasta divulgador de la estética de la Bauhaus, recupera, con el paso de los años, el interés por la tradición tipográfica y aborda con eficacia este proyecto que le proponen desarrollar un grupo de impresores alemanes. Para ello, basándose en la familia Garamond, diseñó un tipo que constituyó un hito en el diseño tipográfico contemporáneo, pues lo hizo para ser utilizado con la composición manual, con la monotipia, la linotipia y, conforme avanzaba el proyecto, la fotocomposición. Un resultado al que se puede aplicar el principio de Stanley Morison de que un buen diseño tipográfico debe ser invisible.

***
Jan Tschichold formó parte en Alemania del Círculo de los Nuevos Diseñadores Publicitarios en 1927, entre cuyos fundadores se encontraba el dadaísta Kurt Schwitters, convertido en diseñador gráfico profesional, —la sociedad de esta época ya empezaba a demandar un grafismo publicitario renovado y las aparentemente caóticas provocaciones dadaístas aportaron, paradójicamente, en su aspecto gráfico, nuevas pautas publicitarias que grandes firmas comerciales supieron aprovechar—.

cubierta-typography.jpg

En 1926 fue designado por Paul Renner —el creador de la Futura— para enseñar tipografía y rotulación en Munich —es en este tiempo cuando publica Die Neue Typographie (1928)—, hasta que los nazis lo acusan de crear una tipografía antigermana. Forzado a abandonar Alemania, en 1933 se refugia en Suiza, donde ejerce como profesor en la Escuela de Artes y Oficios de Basilea.

En 1935 publica Typographische Gestaltung (La creación tipográfica), uno de sus libros más importantes, con otra apreciación detallada sobre los principios del diseño tipográfico y en el que admite también un lugar para la tipografía simétrica o clásica, polemizando con muchos de sus seguidores.

En 1946 es invitado por la editorial Penguin Books a desarrollar el diseño de su colección de bolsillo. Durante tres años, Tschichold diseña para esa editorial más de 500 libros.

Sabon (1965) es su última obra importante, su único tipo producido comercialmente.

***
• 16,5 x 24 cm, 32 páginas.
• Impreso a cuatricromía.
• Tirada: 500 ejemplares.
• [Agotado]

• Premio Motiva de 1999, en la categoría Diseño Editorial. Publicaciones periódicas.

***
Bibliografía:
Premios Motiva 99 (catálogo), Oviedo, Asociación de Diseñadores Gráficos de Asturias (AGA), 2000, pág. 14.

•••

luna-de-abajo-7-2b.jpg

Luna de abajo número 2/7. «Poesía y pintura» (1999):

José Hierro, Manuel Herrero, Fernando Beltrán, Luis Alberto de Cuenca y Luis Antonio de Villena.

• Composiciones caligráficas de dos poemas de Ángel González por Lázaro Enríquez e ilustraciones de Elías y Antonio Acebal.

***
La poesía está inmersa en cada una de las experiencias y de los procesos humanos, en nuestra relación simbólica con el tiempo, también en la más prosaica, señalada por la cotidianeidad. Perfilar el perímetro de la poesía, establecer sus contornos, podría conducirnos al último rincón de la memoria.

A las relaciones que se pueden considerar como evidentes, «poesía y teatro», «poesía y cine», habría que ir añadiendo otras cada vez más sutiles «poesía y poder», «poesía y democracia», o aquellas de índole más íntima, de marcado acento subjetivo, «poesía y soledad», «poesía y pasión», e incluso las aparentemente paradójicas, «poesía y lenguaje matemático», «poesía y ciencia»; la enumeración podría ser incesante. Quizás, porque nuestro conocimiento de lo que entendemos por realidad, tanto física como emocional, material como temporal, está basado en la analogía, la contradicción, la paradoja, la sinécdoque, la metáfora… Sustancia que no esencia de lo poético.

Pocas expresiones artísticas, si exceptuamos a la música, mantienen una relación tan rica y compleja con la poesía como la pintura, aun tratándose de dos artes tan distintas en lo que se refiere a sus medios de expresión y modos de percepción.

Decía Leonardo da Vinci que la pintura debía ser considerada «hermana de la música»; pienso que no resulta arriesgado trasladar este paralelismo a la poesía, que también está hermanada con la pintura, ya que la pintura se ha servido de la poesía para elaborar interesantes propuestas estéticas, y no digamos a la inversa. Sólo hace falta contemplar los numerosos movimientos poéticos y pictóricos de este siglo, buena prueba de las estrechas interrelaciones que existen entre los dos territorios creativos.

La pintura es un arte espacial; la poesía, un arte temporal. Muchos son los pintores que han intentado vencer el límite preciso de su frontera creativa para acercarse a la dimensión temporal de la literatura, cargando de acentos la materia de sus cuadros. En el caso de los poetas, por llevarlo a un extremo, el ideal sería alcanzar la metáfora en la que estén implícitas todas las demás; es decir, alcanzar el símbolo primordial, el grafismo cargado de profunda significación y, al mismo tiempo, de esencialidad espacial.

Dos orillas creativas, dos ángulos que tratan de iluminar el mosaico en el que estamos inmersos; hay cuadros que tenemos la impresión de haber leído y poemas que en nuestra memoria permanecen representados como un lienzo.

Ricardo Labra (Langreo, marzo de 1999)

***

luna-de-abajo-7-2c.jpg

• Compuesto con la familia tipográfica Mrs Eaves, diseñada por Zuzana Licko de Emigre, en 1996.

***
En el cuadernillo Mrs Eaves editado por Emigre en 1996, Zuzana Licko nos cuenta las razones que le indujeron a diseñar el tipo Mrs Eaves. A Zuzana siempre le había sorprendido la gran diferencia existente entre el diseño de un tipo impreso tipográficamente y el obtenido mediante fotocomposición del mismo diseño tipográfico; no tanto por las diferencias obvias entre medios tecnológicos diferentes, como por la falta de viveza obtenida por el sistema de la fotocomposición, aún a pesar de haber logrado una gran perfección en el aprovechamiento del espacio.

La renovación digital propagó el desarrollo en esa dirección, la de perfeccionar las mejoras técnicas logradas por la fotocomposición, al mismo tiempo que, según ella, reducidos los inconvenientes mecánicos, potenciaría la libertad expresiva y variedad de interpretaciones en la formación de los tipos basados en los del pasado. Y lo reflexiona, resucitando un «viejo favorito», pero desafiando el común método reduccionista de interpretar a los clásicos.

mrs-eaves-abierto.jpg

(↑El cuaderno Mrs Eaves abierto. Hacer click para aumentar)

Manifiesta sentirse muy atraída por Baskerville e identificada con él, por haber sido muy criticada su obra tipográfica en su vida y posteriormente. Cita algunos textos, como el de D. B. Updike, en su libro Printing types (1922): «Por lo que vemos en las hojas impresas de Baskerville, las fuentes parecen muy perfectas, y sin embargo, en cierto modo, no tienen nada del sencillo encanto de la letra de Caslon. Es cierto que los tipos tientan a la vista. Los coetáneos de Baskerville, que también pensaban así, lo atribuían a su papel satinado y a su densa tinta negra. ¿Era este el defecto real? la dificultad era, supongo yo, que en sus diseños de tipos, la mano del experto en escritura se traicionaba a sí mismo al hacerlos demasiado iguales, demasiado perfectos, demasiado ‘elegantes’, y por eso atraían demasiado aparente y artificialmente, con una especie de refinamiento afectado, estéril.», e incide en su tesis de que los tipos legibles lo son por los hábitos de los lectores aferrados por la exposición repetida de determinados tipos, hábitos que cambian cada cierto tiempo.

El tipo Baskerville es de los denominados de transición por sus contrastes entre los trazos gruesos y finos —pocos años más tarde estos contrastes los desarrollaría Bodoni de manera más radical—, y ha sido asimilado como un tipo clásico de texto, a pesar de la vehemencia crítica con que se le trató.

No obstante, Zuzana Licko se plantea el reto de explorar un sendero no recorrido. El tipo Baskerville podía ser nuevo en su época gracias al desarrollo de las tecnologías de impresión y de fabricación de papel y su reto estaba motivado por el desarrollo de papeles más suaves y blancos, así como de una tinta de imprimir negra intensa. Pero lo que Zuzana ha intentado retener del tipo Baskerville es su claridad y ligereza, reduciendo el contraste, dibujando los caracteres de caja baja con una proporción más ancha que los de caja alta, y reduciendo la altura de la «x» con respecto a éstos. Por eso Mrs Eaves tiene el aspecto de un cuerpo menor que las minúsculas de las figuras tipográficas corrientes. Es su interpretación de la legible Baskerville.

***
Luna de abajo número 2/7. «Poesía y pintura» (1999)
• 16,5 x 24 cm, 32 páginas.
• Impreso a cuatricromía.
• Tirada: 1.000 ejemplares.
• [Agotado]

***
• Premio Motiva de 1999, en la categoría Diseño Editorial. Publicaciones periódicas.

***
Bibliografía:
Premios Motiva 99, Oviedo, Asociación de Diseñadores Gráficos de Asturias (AGA), catálogo, 2000, pág. 14.

•••